Loading...

jueves, 30 de septiembre de 2010

Cuando en el horizonte el sol perezca
y en el cielo oscuro reinen las estrellas
una lágrima derramarás por ellas
rezando para que tu esperanza crezca.

Cuando el frío tome de tu alma posesión
y creas que no hay salida a tu camino
ignoralo,como ignoras tu destino
y escucha la voz que clama en tu corazón.

Cuando creas que ya no puedes continuar
busca la esperanza dormida en tu interior,
ignora la desesperanza y tu dolor
pues siempre habrá un motivo por el que luchar.

Cuando tengas un motivo para llorar
pues en tu corazón reina la soledad
ten por seguro que en tu destino hay piedad
y que en tu camino hallarás a quien amar.

Al morir la noche deberás despertar
y enfrentarte al destino con temeridad,
enfrentándote a tus problemas sin piedad
soñando en otro corazón descansar.

JOSELE